La tercera palabra o, el poder del conocimiento.


Hace unos días atrás, y luego de reencontrarme con el estimado Sergio Velarde, me hizo la pregunta de porque no había ido a su obra aun. Esto me hizo acordar que sí, le debía una visita, pero ahora que estoy rumbo hacia allá me pregunto que me espera en escena. Hoy de #AventuraTeatral en “La Tercera Palabra”.

tercerapalab1

Un muchacho, quien al parecer ha sido criado en la montaña por su padre, tiene la necesidad de ser educado, según los estándares de sus abuelas. Entonces para este propósito llaman a una tutora, pero esta tutora es una joven y guapa muchacha que, al parecer no tiene mucho interés de formar parte de este proyecto. Luego, por esas casualidades del destino, regresa el muchacho de estar cazando en la montaña y esta se interesa en  el proyecto, ya que al parecer el muchacho requiere atención inmediata. La joven decide quedarse y es aquí donde empieza todo, y es que, el muchacho desea aprender, pero es un poco tosco y bruto en sus formas. Luego, como maravilla, se va transformando hasta convertirse en todo un joven derecho. Esto no está muy bien visto por el administrador ni el abogado, quienes desean obtener todo el control de la finca a toda costa. ¿Lograran su propósito? Tienen que ver la obra para enterarse.

La obra transcurre de manera particular, es aceptable en sus formas y en cómo se está estructurado el espectáculo, un solo espacio que funge de todos los demás, aun cuando parece que han encontrado la manera de acomodarse, se siente que están algo incomodos. El texto de la obra es bastante ameno, tiene sus picos y sus momentos álgidos, de tensión y drama pero que no son completamente aprovechados. Se siente bastante la disparidad en las actuaciones y esto merma la performance del espectáculo. Hay pasajes de la obra que están muy bien logrados y otros que son para el olvido, pero que con un poco más de trabajo podrían ser salvados.

“La Tercera Palabra” está terminando este fin de semana y puedes aprovechar de verla. Así tienes opción a comentar y refutar, de ser necesario, lo que se acaba de decir. Todos al CAFAE-SE para estas 2 últimas funciones de esta obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s