Los 15 días de Ana y Benjamín – última función


Hace un par de días, tuve la oportunidad de volver por una de las obras que gano el premio de dramaturgia del año (anteaño) pasado. Habiendo visto esta obra en otro espacio, hoy tengo el placer de verla de nuevo, en otro teatro, uno más grande. Me pregunto cuales habrán sido los cambios que le sucedieron a esta obra. Hoy de #AventuraTeatral en “Los 15 Días de Ana y Benjamín”.

ay1

Para los que tuvimos la suerte de verla en la primera temporada, pueden revisar el link de dicha extensa  #AventuraTeatral aquí (link).

De la obra, ¿Que puedo decir de una obra que te cautiva por un texto tan irreal e increíble como este, que te transporta a un lugar distinto? Una de las poderosas razones por la cual el texto te engancha, es que se siente tan personal que no puedes evitar sentirte identificado. Una maniática obsesiva del orden, y un tímido cuasi patológico que en un evento únicamente digno de la más arriesgada estadística, cruzan caminos haciendo que este encuentro los una de una manera inesperada. Ella lo tiene que cuidar a él, puesto que lo ha arroyado con su bicicleta en un momento en el que no estaba previsto, él le lee cuentos a ella y algo nace entre ambos.

Me gusta muchísimo la versión de ahora, con más detalles que a anterior, con mucho más cuidado de las imágenes y de la estética. Genial aprovechamiento del espacio que deja la obra de los fines de semana y que, deja poco espacio al juego, pero que es aprovechado muy inteligentemente. Bonita manera de manejar los intermedios de historia con estas coreografías de momentos particulares en los que se explican cosas de los protagonistas. Genial trabajo de ambos narradores quienes son bastante efectivos y lúdicos. Un montaje que engloba y recupera los valores anteriores y que, a través de la experiencia y el replanteamiento, logra explotar sus fortalezas y minimizar sus debilidades. Un montaje que te hace reír y llorar, que te lleva de la mano con los narradores y que hace que se te pase tan rápido que ya te tienes que parar de tu butaca, y una lluvia final, que limpia y sana, además de renovar la esperanza en el romance y el amor.

Esta obra ya terminó la temporada y si no la viste en ninguna de las dos oportunidades, no sé si la volverán a repetir. “Los 15 días de Ana y Benjamín” son esos en los que te hubiese gustado estar y se parte de. Agradezco nuevamente la oportunidad de poder haber apreciado, un poco de esta magia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s