Teatro y Educación – Un pequeño análisis crítico


Hoy que vuelvo nuevamente al ciclo de conversatorios, inteligentemente planteados por Espacio Libre, el tema es otro que dará que hablar y que creo también es importante. La educación, en cualquier ámbito que esta se de, debe ser bastante nutritiva para que el educando pueda luego de esta, valerse por sí mismo. El conversatorio me da mucha curiosidad por quienes están de invitados aquí. Hoy en la “mesa” conversando de “Teatro y Educación”.

teatroYedu1

El enseñar es una vocación y hay que nacer con esta. En el caso de la educación artística, es un tema un poco más complicado por lo subjetivo del tema, como comentan los invitados. En el Perú, teatralmente hablando, existen muy pocas escuelas de teatro de rango universitario; la PUCP, con su reciente facultad de artes escénicas, la UCSUR que ya tiene algunos años más en su haber, la ENSAD que en este momento se encuentra en pelea por mantener el rango universitario, y creo que podemos parar de contar. Acota Don La Hoz, que en el tema de la ENSAD, se encuentra en esta instancia de perder la categoría universitaria, porque el Ministerio de Educación menciona que, para poder tener grado universitario, la casa de estudios, debe de generar investigación, y esta es la principal falencia que en estos momentos presenta la ENSAD.

Conversaba yo, hace no mucho, con Don Percy Encinas, investigador y académico teatral, en un programa que tuvimos antes de los premios Aibal, y me comentaba lo mismo. La educación que reciben la comunidad teatral en nuestra ciudad, ya sea en institutos superiores, universidades y talleres, se basa más que nada, en la enseñanza de las técnicas de actuación, dirección y todo lo relacionado con el espectáculo escénico. Descuidando en gran manera, los conceptos históricos y primitivos del arte, las raíces y orígenes del mismo.

La reflexión de Encinas no me pareció tan descabellada en ese momento y menos lo hace ahora. Un arte que no gesta su propia investigación, podría hasta de cierto punto llegar a estancarse y eso no sería nada saludable para ninguno de los involucrados. Por eso el importante rol de la educación, que no solamente está para enseñarnos a realizar una excelente performance, sino que también debe de comprometer al educando con la investigación, como lo hacen todas las demás carreras. Además que es siempre importantísimo tener una base sólida de conocimientos, así cuando se deba exponer o debatir sobre un tema, se tenga la capacidad de plantear y sostener una discusión profunda sobre un tema en particular.

Por otro lado, en un conversatorio el año pasado, también en Casa Espacio Libre, se mencionó del extraño fenómeno que sucedía en nuestra movida teatral cultural, y es que estábamos pasando de la crítica a la investigación y no al revés, como sería el curso normal de las cosas. Primero investigamos y luego criticamos, pero parece que estamos empezando por el final y luego retrocediendo a lo otro, siendo esto un interesante fenómeno, digno de observar.

Creo que una importante reflexión sobre esto, debería de surgir y podría ser
¿Hasta qué punto podemos “seguir avanzando” en este llamado “boom”, sin que haya investigación del arte teatral?
¿Quiénes son los que deberían o tienen una mayor incidencia, en fomentar y promover la investigación teatral? ¿Debería este ser un curso obligatorio en la universidad junto con el de dirección y actuación, como en las demás carreras profesionales?

Las inquietudes están ahí lanzadas, ahora a seguir trabajando en lo que se viene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s