Smartphones o, el inicio del apocalipsis zombie, en Lima.


Es una de esas ocasiones en las que todo se conjura y terminas mágicamente en el teatro, aunque debo confesar haber perdido la noción del tiempo en una primera oportunidad. Hoy voy camino a mi primera casa teatral y estoy pensando sobre el nombre de la obra, ya que es un aparato que la gran mayoría tiene o muere por tener. Hoy de Aventura Teatral en “Smartphones”.
sf1

“No sabemos quién dio el primer golpe, si ellos o nosotros” se dice en la primera línea de esta historia, que cuenta, en resumidas cuentas, que los smartphones están tomando la vida de la gente y volviéndolas zombies asesinos come gente. Esta historia se da como lugar central como si en realidad estuviese sucediendo en el mismo espacio físico del teatro. Los espectadores pasamos de ser simples espectadores a estar inmersos en la historia. Mientras escuchamos los pasos, los gritos, las vivencias de estos personajes y como nos relatan este Apocalipsis zombie smartphonico. ¿Habremos sobrevivido al apocalipsis? Si reponen la obra se llegarán a enterar.

La temática de la obra, en un principio, no me llego a conectar por el tema zombie. No soy fanático de ese tipo de entretenimiento y, aun habiendo visto algunas películas que tocan el tema, no llego a cuadrar completamente el porqué de la obsesión con ello. Luego trate de olvidar todo ello y concentrarme en la historia, pero se sentía bastante trillada en concepción. El concepto de un Apocalipsis zombie planteado en nuestra ciudad y en particular en este espacio teatral, como que no terminaba de cuadrar con la historia. Por momentos tenía chispazos de un conocido videojuego de hace unos años y por otro de una taquillera película que hablaba de un elegido que leía códigos en pantalla verde. Tuve que dejar que la historia pasara para poder entenderla, aunque aún ahora digo tratando de entender cómo es que en una Lima como la nuestra podría esto pasar.  Las actuaciones cumplen con su objetivo, no llegando a destacar ninguna en particular y me parece que la dirección estuvo algo floja, pudiendo haber logrado mejores momentos que atrapen al espectador, hay varias escenas y momentos que se sienten como relleno de algo más, sin ser parte del meollo de la historia.

“Smartphones” terminó temporada hace un par de días, en el teatro auditorio Miraflores, y felicito el esfuerzo de este grupo humano, que trajo una propuesta diferente a escena. Creo que este primer laboratorio podría llegar a ser una mejor propuesta para la siguiente o subsiguiente propuesta escénica de ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s